lunes, 6 de marzo de 2017

Reseña #16 Revelaciones


REVELACIONES (Los sangre azul III)


Melissa de la Cruz




Levantó la vista y vio a Lawrence enzarzado en una feroz lucha con su adversario. Su espada cayó al suelo. Sobre él se cernía la presencia blanca y brillante. Era tan resplandeciente que resultaba cegadora, como mirar hacia el sol. Era el que Trae la Luz. La Estrella de la Mañana.
A Schuyler se le heló la sangre.
 Lucifer.
 - ¡Schuyler! -la voz de Oliver sonaba enronquecida-. ¡Mátalo!
 Schyler levantó la espada de su madre, vio cómo fulguraba bajo la luz de la luna, una hoja larga, pálida, letal. La levantó en dirección al enemigo, corrió con todas sus fuerzas y dirigió un golpe contra su corazón.
 Y falló.


Así comienza Revelaciones, la segunda novela de la saga Los sangre azul, que, como prometía, sigue subiendo el listón.  La verdad es que, si bien al terminar el primer libro no tenía muchas espectativas puestas en esta saga, los dos siguientes me han hecho cambiar de opinión. Merece la pena leerla. Ahora, esperemos que no decaiga.


Advertencia: Si seguís leyendo podéis encontraros spoilers de los libros anteriores.



Tras el nombramiento de su abuelo como Regis y la pérdida de su custodia, Schuyler se ve obligada a vivir con los Force. Mientras mantiene una relación secreta con Jack Force, que se muestra indiferente con ella ante su gemela. Esta relación parece condenada al fracaso, pero Jack está convencido de que hay una forma de romper el vínculo con Mimi que no termine con su vida. Pero, ¿será esto posible?

Por su parte, Bliss se ha acercado a Schuyler desde que sospecha que son hermanas y le confiesa su mayor secreto: Dylan ha vuelto. Pese a la alegría de que su antiguo amigo no este muerto, deben reconocer que Dylan no parece el mismo e incluso llega a atacar a Bliss en algunas ocasiones. Parece evidente que ha sido corrompido por los sangre de plata y si el Cónclave se entera acabarán con él.

Ciertos disturbios obligan al nuevo Regis a ausentarse, acompañado de Kingsley, que a pesar de haber sido desenmascarado como el culpable del regreso del Sangre de Plata, continúa contando con la confianza de Lawrence, incomprensiblemente para todos. Pero, al Regis no se lo cuestiona.

Pronto, el Cónclave tendrá que partir a Río para ayudar a su Regis, pues al parecer se encuentra en un terrible peligro. Pero... ¿seguro que todo es lo que parece?



Al igual que en los otros libros, en la narración se mezclan dos épocas, esta vez: el presente y una época indeterminada, pero actual (a la que accedemos por medio de las transcripciones de grabaciones de alto secreto guardadas en el archivo de los Sangre Azul). El narrador es ominisciente multiselectivo, es decir, nos cuenta todo lo que hacen, piensan o dicen los personajes, pero solo uno cada vez. Ya he hablado de muchos de ellos (Schuyler Van Alen, Cordelia Van Alen, Allegra Van Alen, Charles Force, Mimi Force, Jack Force, Bliss Llewelyn, Dylan Ward, Oliver Hazard-Perry, Lawrence Van Alen y Kingsley Martin), podéis consultarlos en lareseña del primero libro y en la del segundo. De este voy a destacar dos:

Bliss Lewellyn: es cierto que ya he hablado de ella en el primer libro, pero es un personaje que va cambiando, sobre todo en este libro. Donde (SPOILER: seleccionar para ver) se nos muestra su verdadera naturaleza como el Sangre de Plata al que su familia estaba ocultando, posiblemente como la hija de Lucifer y Gabrielle (teoría propia) y como la Maggie Steward de la que nos hablaban en el libro anterior.

Jordan Lewellyn: mediohermana de Bliss, conocida como Pistis Sophia, la Vigilante. Fue convocada para descubrir la verdadera naturaleza del Sangre de Plata al que una importante familia está escondiendo.

Además, ya hemos averiguado las identidades celestiales de algunos de ellos:

Charles (Van Alen) Force: Miguel, el Puro de Corazón.
Allegra Van Alen: Gabrielle, el Incorrupto.
Lawrence Van Alen: Metraton, el Escriba Celestial.
Cordelia Van Alen: Seraphiel, el Ángel del Canto.
Trinity Force: Sandalphon, el Ángel del Silencio.
Mimi Force: Azrael, el Ángel de la Muerte.
Jack Force: Abbadon, el Ángel de la Destrucción.

En definitiva, la historia ha mejorado muchísimo y me tiene con ganas de saber más. Siempre rompe tus espectativas, cuando todo paree indicar algo y tú dices: "no, es muy obvio, fijo que es esto otro", pues al final resulta que no es ni lo uno ni lo otro, sino una tercera opción en la que no habías pensado. Este libro ha conseguido terminar de engancharme, así que definitivamente continúo.

¿Y vosotros? ¿Lo habéis leído?

¿Que os pareció?

4 comentarios:

  1. ¡Hola bonita! Me paso rapidin por aquí sin hacer mucho énfasis en la lectura de tu reseña puesto que no he leído los libros anteriores y creo que no es lo mismo leer algo que no vaya a entender mucho sin embargo si he puesto un poco el ojo y me alegra que te guste esta historia y que quieras continuar con ella. ¡Nos leemos prontito¡ ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que tras leer el primer libro no estaba nada convencida con esta saga, pero ha ido mejorando y ahora me está gustando bastante.
      Besos ^^

      Eliminar
  2. ¡Hola! pues la verdad es que no conocía este libro, pero veo que es una segunda parte, miraré a ver que tal está el primero. También estoy en la iniciativa seamos seguidores, me quedo por aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bienvenida. El primero no muy bien, para mí, pero luego mejora mucho. En realidad esta es la tercera parte y ya desde la segunda está mucho mejor.
      Un beso ^^

      Eliminar